UniPOSIBLE

Ago 102018
 

 

La UniPosible, la Universidad Popular de la Sierra Norte que nació al calor del 15M, ese movimiento que nos despertó allá por el año 2011 cuando la indignación acumulada hizo que gente que nunca había estado movilizada, saliera a la calle y se sintiera bien con sus vecinas, con ganas no sólo de exigir un mundo nuevo, si no de construirlo juntas. Surgieron comisiones de trabajo, temas que tratar, realidades que cambiar. La idea de la UniPosible surge en el otoño de 2012 y empieza a andar en enero de 2013. Al principio era tal la ebullición de ideas que decidimos, aquí en la Sierra, hacer una Universidad Popular que ayudara a interpretar la realidad desde un punto de vista diferente al hegemónico del sistema y los medios de comunicación convencionales, generando grupos de reflexión y de aprendizaje para construir juntas pensamiento crítico descubriendo, analizando y enseñando herramientas para la transformación personal y social, al mismo tiempo que intentaba crear tejido social.

A partir de esa semilla se fueron uniendo otras ideas, otras gentes, que nos ayudaron a crecer. A lo largo de estos seis años de funcionamiento hemos tenido altibajos, momentos en los que tuvimos problemas para no solaparnos en el tiempo, con 9 aulas activas simultáneamente en algunos cursos, y otras etapas en las que teníamos que darnos ánimos mutuamente para conseguir acabar el curso.

En cualquier caso, creemos que todas las personas que hemos colaborado o participado en la UniPosible hemos aprendido tanto de las aulas como de las vivencias generadas en el proceso. Ha sido una experiencia enriquecedora en la que hemos aprendido a organizar actividades de forma colectiva, con el reparto de responsabilidades, sin la necesidad de líderes ni normas, a base de confianza mutua, corresponsabilidad y muchas ganas de hacer. Nos hemos sentido capaces de hacer casi cualquier cosa, desde traer a un Carlos Taibo y llenar el salón de actos del Centro de Humanidades de La Cabrera hablando de decrecimiento económico, hasta aprender sobre la relación con nuestros cuerpos en el Grupo de Aprendizaje Colectivo del aula de Género. Hemos creado espacios para pensar, reflexionar, discutir y trabajar sobre las cosas importantes: La agricultura que nos alimenta; el papel de la mujer en la sociedad; el uso ético de las tecnologías; las sinrazones del capitalismo, recuperar la historia perdida de la Sierra y acercarse a las memorias de los mayores, tan necesaria para conocer en qué punto nos encontramos; Se aprendían prácticas de consumo más justas y saludables para todos que respetaran la naturaleza; buscaban alternativas para las energía fósiles y la gestión de residuos; escribían textos literarios juntas; analizaban psicológicamente la situación de los grupos y de las personas que los formaban y muchos otros temas.

Hemos organizado unas maravillosas fiestas con grupos de música, mercadillos de artesanía, compartiendo con mucha gente de la Sierra y de fuera de la Sierra, que quería compartir con nosotras ese tiempo de reconocimiento mutuo del trabajo de las unas y de las otras. Las fiestas de la UniPosible han sido momentos en los que nos hemos tenido que enfrentar a multas, denuncias y resistencias del estatus quo al que el hecho de que el pueblo se organice y disfrute sin más, le molesta profundamente.

En la UniPosible hemos hecho grandes amigas y amigos, hemos tenido, también, grandes desencuentros, nos hemos tenido que reinventar al menos una vez, y hemos pasado por casi todas las dificultades que surgen cuando un grupo de personas diferentes pretende crear algo nuevo de forma conjunta. Por todo ello hemos aprendido y disfrutado mucho, aunque algunos momentos han sido muy duros y dolorosos. Una cosa que nos ha gustado mucho, es que hemos llegado hasta el final, hasta un final natural, no un final forzado por las dificultades y las diferencias entre nosotras, todos esos escollos los hemos sorteado más o menos bien y al final hemos llegado cansado as pero con alegría y la evaluación final del devenir de la UniPosible ha sido positiva, con sus más y sus menos pero mayoritariamente positiva.

Después de 6 cursos haciendo aulas, en el último curso hemos visto que nuestras propuestas parece que ya no interesan y teniendo en cuenta el trabajo de organización que cuesta mantener la UniPosible en su formato clásico, hemos decidido dejar de hacer aulas como hasta ahora, podrá haber alguna actividad puntual de la UniPosible pero los cursos continuados no seguirán.

Vamos a seguir manteniendo el blog un año más (uniposible.org) para que continue habiendo una canal de comunicación y nos hemos planteado hacer varias publicaciones para que la actividad generada por la UniPosible quede impresa, como continuación de “Los papeles de la UniPosible” colección en la que ya se ha publicado el título “Historia Social en la Sierra Norte” con un notable éxito.

Agradecimientos

Queremos hacer un agradecimiento explícito a todo el personal del Centro de Humanidades de La Cabrera que nos ha acogido con los brazos abiertos, nos ha guiado en nuestra inexperiencia y siempre han estado dispuestos a hacer cambios, trueques o lo que hiciera falta para que las aulas se desarrollaran, ellos también son parte de la UniPosible.

También, por supuesto al Senda Norte que ha sido nuestro megáfono y nuestro tablón de anuncios y denuncias mes tras mes desde el principio de nuestra andadura.

Sin más, despedirnos de vosotras: asistentes, ponentes, colaboradoras,… y agradeceros que hayáis estado ahí, porque sin vosotras esta Uni no hubiera sido Posible. Y como siempre, ¡Nos vemos en las calles!

 

En el siguiente enlace te puedes descargar el texto completo en formato pdf:

Final de ciclo para la Uniposible.pdf

Jul 102018
 

UNITOPÍA

No fue ni en un lugar, ni en un momento cualquiera, fue donde tenía que ser, en el momento oportuno. Ocurrió de repente, cuando un día, aunque pudiera haber sido otro, antes o después, un grupo de personas, unas que estaban muy descontentas con la dirección que estaba tomando el mundo, se reunieron. Lo hicieron porque desde hacía tiempo, necesitaban compartir esa sensación de desconcierto e incomprensión con lo que estaba ocurriendo. Fue una reunión más, de las muchas que se estaban sucediendo en muchas partes del mundo. Pero por esa época y en este y algún otro país, se sucedían con mayor frecuencia reuniones de consternación.

En este encuentro concreto, sólo estaban personas de aquí y no de cualquier otro sitio.  Nuestra historia transcurrió en la Sierra de Madrid. Por esos tiempos, las personas descontentas pretendían compartir su inquietud con otros que también buscaran comprensión, y quisieran reafirmar sus ideas, confirmar sus intuiciones sobre lo que tantas veces “los amos” y sus seguidores les habían dicho que no tenía importancia. Ellas, sin embargo, consideraban con firmeza lo contrario.  También se juntaban por otra razón: Soñar con algo diferente, algo que acabara con el individualismo, la injusticia y la desigualdad.

Así fue como aquellas personas descontentas fundaron una Utópica Universidad. Nadie quería protagonismo, tampoco querían beneficios económicos o políticos, tan sólo acercarse a algo que fuese lo más parecido a lo que ellos querían que fuera, un lugar para compartir su idea del mundo. Se fueron creando espacios para pensar, reflexionar,  discutir y trabajar sobre  las cosas importantes: la agricultura que nos alimenta; el papel de la mujer en la sociedad; el uso ético de las tecnologías; las sinrazones del capitalismo, recuperar la historia perdida de la Sierra y acercarse a las memorias de los mayores, tan necesaria para conocer en qué punto nos encontramos; Se aprendían prácticas de consumo más justas y saludables para todos que respetaran la naturaleza; buscaban alternativas para las energías fósiles y la gestión de residuos; escribían textos literarios juntas; analizaban el estado psicológico de los grupos y de las personas que los formaban y muchos otros temas. En definitiva, hacían lo que cualquier otra universidad tendría que hacer, mejorar lo que no funciona, sin más. 

 No poco ambiciosas en su intención, estas personas descontentas, que provenían de lugares aledaños, intentaban crear un espacio de discusión y trabajo colectivo donde poder compartir con otros sus preocupaciones y buscar el modo de alcanzar un mundo en armonía con su verdad. Porque la “verdad” si bien no es única, sí lo es para cada ser humano, aunque muchos seres humanos comparten puntos en común de sus verdades.

Los “Descontentos”, en algún momento creyeron que el resto del mundo también se animaría a participar, a compartir emociones y a trabajar para cambiar la situación, acabando con el desenfrenado estado de individualismo, desigualdad e injusticia. El comienzo fue intenso, y muchas de las gentes del lugar se animaron a participar. 

Pero poco a poco la ilusión y las fuerzas se fueron desinflando, hasta que seis años después del inicio de aquella utopía, las voces de las gentes del lugar ya se escuchaban lejos, meros ecos del comienzo. Muchas de las compañeras que habían generado la ilusión y voluntad para luchar se iban difuminando como el trazo de un pincel al quedarse sin tinta. 

Sin embargo, el corazón de la idea, la UNITOPÍA, era fuerte, más fuerte que todo aquello, y ellos, simplemente no lo sabían. Les afligía que esta creación dejara de existir, que se fuera a extinguir dolorosamente como la llama de una vela apagada por una leve brisa. Lo que no pensaban, es que, en realidad, eso nunca ocurriría. Este proyecto había estado vivo más de seis años, sembrando su parcela de esperanza, construyendo el inicio de algo nuevo, informando sobre puntos de vista alternativos de la realidad. Había estado sirviendo de pilar para algo más grande y más perpetuo.

¿Y por qué sería algo más grande? Porque la raíz era dura y resistente y pronto brotarían los primeros tallos.

¿Dónde aparecería el verdor de esa planta? ¿Cómo podría llegar a ser su tamaño?

Eso nadie lo sabía, pero una cosa estaba clara, las próximas generaciones sabrían que otra forma de organizarse fue Posible, porque había existido y por eso, sólo por eso, lo volverían a intentar, lo mejorarían, y lograrían de nuevo un cambio mayor. 

Y al final comprenderían que todo lo que tiene una gran raíz, siempre acaba germinando, una vez, otra vez y así infinitamente en todos los rincones de esta tierra.

Memoria Viva

Universidad Popular de la Sierra Norte

UNIPOSIBLE

Jun 262018
 

El domingo 1 de julio os esperamos a las 11:00 en el auditorio del Centro de Humanidades de la Cabrera. Con el nombre de Di-versos nos presentamos como nuevo colectivo de la Sierra y os invitamos a abrirle puertas a las palabras allí donde podamos disfrutarlas. Empezamos nuestra andadura con un homenaje a la Uniposible. Recorreremos sus aulas en compañía de textos y poemas. Terminaremos con un micro abierto en el que deseamos que participes. No te lo pierdas.

Jun 222018
 

Asamblea Uniposible (4 Junio 2018)

Asistimos 8 personas.

1) Como fueron las sesiones de Mayo

– Agroecología, sesión sobre el glifosato. Acudió Eva de la iniciativa Sierra Norte Libre de Transgénicos y nos contó como se prohibió el uso del glifosato en Navalafuente: presentó una moción en el ayuntamiento y se aprobó. Quieren que se extienda por la Sierra Norte y por la Comunidad de Madrid. Importante resaltar la situación de las carreteras que cruzan y pasan por municipios (donde se ha prohibido el uso del glifosato) pero son de competencia de la Comunidad que sigue utilizando el glifosato. Se plantean hacer una campaña por internet.

– Memoria Viva, el ponente no pudo asistir y se canceló.

– Observatorio de las desigualdades, reunión del grupo de trabajo. Revisaron un primer borrador del informe sobre el transporte, muy amplio. Lo reorganizan para preparar el informe definitivo que se presentará en la sesión de Junio.

2) Artículo Senda Norte para Julio.

Chelo está preparando un artículo sobre la Uniposible (tipo cuento). Nos lo enviará para que lo revisemos entre todas y participemos en la elaboración del mismo.

Para Agosto se puede preparar un artículo sobre la situación de la Uniposible después de la Asamblea de evaluación.

3) Asamblea de evaluación: fecha y temática.

La fecha será el lunes 2 de Julio a las 17.30 h en el CCHSN de la Cabrera.

Se propone hacer la asamblea en dos puntos:

1. Hacer una línea de tiempo donde podamos reflejar como ha sido la Uniposible para cada una de nosotras a lo largo de su trayectoria.

2. Que ideas tenemos para futuro.

Se propone preparar un texto para invitar a participar en la asamblea a toda la gente, especialmente a quienes estuvieron en la Uniposible y que por diversos motivos dejaron de participar. Lo prepara Ana Villa.

4) Varios

Benito de Bustarviejo, junto con el aula de Memoria Viva, propone realizar la sesión: Recorrido histórico de la precariedad en las administraciones públicas. Será el jueves 19 de julio, a las 18.30 h en el CCHSN de la Cabrera.

Juan Carlos de la PAH Sierra Norte, nos comenta que se ha creado una iniciativa literaria en Colmenar Viejo. Su idea es llevar la literatura a ámbitos de denuncia y combinar ambas actividades. Quieren iniciar sus actividades con una sesión sobre la Uniposible, en el CCHSN de la cabrera. A todas nos parece fenomenal y se propone la fecha del domingo 1 de Julio en el salón de actos (auditorio). Sería un acto con micro abierto para que participe quien quiera. Nos tienen que confirmar la fecha.

Jun 152018
 

Nombre Del Aula: Observatorio de las Desigualdades en la Sierra Norte de Madrid

Tipo de sesión (Charla-debate, videofórum,…): Grupo de trabajo colaborativo

Titulo de la sesión: Hacia una Movilidad Sostenible en la Sierra Norte, presentación del INFORME

Coordina: Asamblea 15M de la Sierra Norte

Lugar: CCHH La Cabrera

Fecha: 22 de junio, viernes

Hora: 19h

Sala: Conferencias